martes, 25 de abril de 2017

Quién quiere ser madre de Silvia Nanclares


QUIÉN QUIERE SER MADRE. SILVIA NANCLARES. Editorial Alfaguara. 2017


Hola a todos.

La pregunta que nos propone el libro podríamos interpretarla de dos maneras: una, como pregunta literal ¿Quién quiere ser madre? Muchas o pocas mujeres hoy en día. Y otra, como pregunta retórica a nosotras mismas refiriéndonos a "quién quiere ser madre si podemos ser o hacer otras cosas."

El libro lo he interpretado un poco así.

En esta historia, Silvia, a punto de cumplir los cuarenta, está rodeada de amigos de su edad que ya son padres, que quieren serlo y se ponen a ello o los que, como su amiga Estrella tienen claro que no les importa la maternidad y en principio no quieren tener hijos.

Pero a Silvia en un momento dado, su reloj biológico le indica a voces que si quiere ser madre tiene que empezar a intentarlo. El problema es que no tiene pareja estable. Junto con su amiga Estrella y Mara, se encaminan a en todo caso, a tener hijos ellas sin un padre al lado. Pero mientras que su amiga Estrella es reacia a ser madre, Mara y Silvia se ponen a informarse y hablan mucho sobre ello.

Así las cosas, Mara conoce a Nieves y se convierten en pareja, llegando incluso a decidir tener un hijo y comienzan a intentarlo mediante inseminación artificial.

Silvia también conoce a un chico nueve años más joven que ella, Gabi. Con el que estaría dispuesta a tener descendencia, sin contar con que todavía es demasiado pronto para planteárselo.

Pero con el paso del tiempo, éste comienza a presionar a Silvia y tras unos meses decide explicarle la situación y él aunque al principio duda, luego acepta. Así comienza el transcurso de unos meses estresantes en los que los dos miembros de la pareja instalan aplicaciones para controlar la ovulación de Silvia, sus ciclos menstruales, compran un Clearblue, oyen los típicos consejos y comentarios de la gente: "cuando os relajéis seguro que os quedáis." 

Estrella y Mara por su parte, evolucionan en su carrera hacia la maternidad con otras eventualidades.

Pero Silvia y Gabi, obsesionados como están comienzan a hacer del sexo una obligación, empiezan a consultar en clínicas privadas, piensan en pedir préstamos... Silvia que es periodista y escribe en un periódico digital, dedica su blog a narrar su experiencia en busca de la fecundación y habla sobre el tema a todas aquellas que como ella también están pasando por este proceso tan difícil y estresante cuando la edad apremia...

Hasta que un día, una reunión a la que asiste Silvia provoca que se replantee ciertas cosas. Quién quiere ser madre, ¿lo seré o no?, ¿estoy preparada para pasar por todo este proceso? ¿quiero pasar por ello?

Esta novela es un reflejo fiel de la dolorosa evolución  por la que pasan algunas parejas cuando quieren tener hijos y no pueden. Problemas de infertilidad como la endometriosis, el Síndrome del Ovario Poliquístico, la oligozoospermia... aparecen en la narración como obstáculos en la búsqueda de descendencia y ofrece mucha información acerca de este tema.

Quizás pueda ser un libro recomendado a estas personas, porque puede ayudarles de alguna manera, mediante la identificación con la historia y los hechos que surgen en ella, y a través de la mirada del problema desde otra perspectiva.

Ya he leído sobre este tema en otros libros parecidos que pueden, de alguna forma, ilustrar esta situación que se vive en la mayoría de ocasiones cuando las mujeres entran en la recta final de su fertilidad, los cuarenta. Son, por ejemplo: Ovariopintos intentos de Judith Uyterlinde o Tengo los óvulos contados de Raquel Sánchez Silva.

La verdad es que, aunque "todavía" tengo 26 años y puede quedarme a una distancia media, como dice Silvia Nanclares, crees que tu juventud será eterna y de repente te ves entrando en la recta de los cuarenta y el deseo de ser madre o Kinderwunsch (los alemanes, que son muy apañaos) te presiona para empezar a procrear.

Es por eso que estos proyectos hay que replanteárselos cuando todavía te queda una considerable vida fértil, para no andar con prisas y frustraciones. En mi caso, ando sin rumbo, sabiendo que tengo SOP y que no sé si esto se convertirá o no en una obsesión. Por lo pronto, sigo haciendo como la protagonista de Quién quiere ser madre, dejándolo pasar y cayendo en la misma trampa en la que caen muchas mujeres, "todavía queda mucho, ahora no es el momento."

Saludos

P.S.: 9º libro del reto "25 españoles"

No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Rellenita de crema | Blogger Template by Enny Law