martes, 28 de marzo de 2017

Quererte no es sólo cuestión de suerte de Kate Eberlen


QUERERTE NO ES SÓLO CUESTIÓN DE SUERTE. KATE EBERLEN. Editorial Planeta. 2017.

Saludos a los lectores.

Yo creo que esta puede que sea una de las reseñas más difíciles que he escrito hasta ahora. Porque este libro aunque es fácil de resumir en pocas palabras, es difícil de analizar y mi opinión puede llegar a ser compleja de entender.

Primero empezaré hablando acerca del argumento. Gus y Tess son un chico y una chica que a lo largo del libro cuentan sus vivencias desde que tienen dieciocho años hasta los treinta y cuatro. En las diferentes partes del libro se cuenta una etapa de sus vidas, pero aunque coinciden en diferentes lugares y momentos, sus vidas transcurren paralelamente. Hay apenas algunos contactos en los que ni ellos se reconocen como los mismos chicos que se vieron al inicio o, incluso, coinciden en el mismo lugar pero no se ven.

En 1997 los dos están en la Toscana, en Florencia, siendo adolescentes de dieciocho años, Tess de Interrail con su amiga Doll y Gus de vacaciones con sus padres después del trágico accidente de su hermano Ross esquiando.

A lo largo de los años, cada uno sigue con sus vivencias. Tess debe cuidar de su hermana y tiene poco tiempo para algunos amores esporádicos y otros más serios. Pasa por diferentes trabajos y sigue teniendo como amiga a Doll. Gus va a la universidad, estudia medicina y allí conoce a su primer amor, Lucy. Más adelante se casa, tiene hijas...

Sus vidas evolucionan y ellos como personas también. Se encuentran primero en la basílica de San Miniato al Monte y en el Ponte Vecchio en Florencia, después en una boda, en un avión a Nueva York, Tess coincide con la mujer de Gus... Y otros acercamientos, pero ellos no se reconocen.

El final es otro encuentro, pero puede significar el estar juntos o no... el destino puede que los vuelva a separar o no.

En resumen, esto sería la esencia del libro, pero claro, hay otros pormenores, que no son propiamente spoilers y por eso voy a comentarlos para que no fastidie la lectura de nadie.

Uno de ellos, en mi opinión, es la evolución de los personajes. Realmente el libro merece todo mi respeto porque nunca pensé que una descripción de la evolución de dos vidas pudiera ser tan absorbente y estar tan bien escrita. Para mí ha sido una sorpresa que, aun tratándose de una historia en la que los dos protagonistas viven paralelamente sin acabar de establecer una relación en común (que eso es lo que esperas durante todo el libro), los hechos que van modificando a los personajes sean tan atractivos e intrigantes que quieras saber cómo acaban en la siguiente parte del libro.

Otro aspecto es la verosimilitud que emana del libro. Es un libro realista, donde se tratan ciertas enfermedades, la muerte, la infidelidad, el fracaso, la renuncia a los sueños, el éxito, las creencias religiosas, la música, la escritura... y todo ello, de una forma que bien podría darse en la vida misma, aunque pueda parecernos un poco duro.

Para mí ha sido una narración en principio cruda, porque al inicio la muerte impacta en los personajes de una manera brusca y también en el lector. Luego, parece suavizarse, pero los altibajos que se producen en las vidas de los protagonistas hacen aflorar diferentes emociones, unidas a las diferentes desilusiones, satisfacciones, esperanzas, desconsuelos... que van experimentando Tess y Gus (y también el lector) a lo largo de sus narraciones.

Lo recomiendo a los que les gusten las historias de la vida misma, con sus alegrías y sus tristezas, porque el libro no es ni pesimista ni optimista, es todo lo que nos puede ocurrir mientras navegamos en el barco de la vida.

Hasta la próxima, rellenos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Rellenita de crema | Blogger Template by Enny Law