miércoles, 17 de mayo de 2017

Recursos inhumanos de Pierre Lemaitre


RECURSOS INHUMANOS. PIERRE LEMAITRE. Editorial Alfaguara. 2017


Hola, amigos.

En esta ocasión traigo entre manos una novela que tenía ganas de leer desde el primer momento en que se publicó, pero como las cosas de palacio van despacio (léase biblioteca), pues hasta ahora no os he podido traer esta reseña.

La verdad es que es difícil reseñar los libros de este autor. Lemaitre siempre me deja sin palabras con cada uno de ellos. De este autor os puedo recomendar aparte de este libro que os presento hoy, Vestido de novia o la serie de Verhoeven (Irène, Alex, Rosy & John y Camille). Estos son los que más me han gustado.

Sobre Recursos Inhumanos puedo contaros que el protagonista es Alain Delambre, un parado de 57 años que busca trabajo desesperadamente. Durante veinte años fue director de recursos humanos en una empresa importante pero le despidieron y desde entonces acepta los empleos temporales o mini empleos que le sugieren desde la oficina de empleo.

Un buen día, tras tener problemas en la última empresa en la que está, por una agresión de su jefe que él le devuelve, decide responder a un anuncio de una consultoría que busca a un asistente de recursos humanos para una gran empresa.

La consultoría, BLC-Consulting, le indica con una carta que ha sido seleccionado para realizar una prueba doble: una simulación de toma de rehenes. En ella, unos cuantos directivos de la gran empresa que ha contratado los servicios de la consultoría, se verán evaluados en medio de una operación en la que creerán que han sido tomados como rehenes, por los candidatos seleccionados para el puesto de asistente de recursos humanos, los cuales a su vez, serán observados mientras realizan esta tarea y de entre ellos se elegirá a uno. Es decir, que los responsables de BLC-Consulting elegirán al candidato más adecuado para el puesto de recursos humanos, mientras estos eligen al mismo tiempo al candidato más idóneo de entre los directivos de la gran empresa que se verán sometidos a una retención como rehenes por un comando ficticio.

Y Alain, que necesita encontrar como sea un puesto de trabajo que le devuelva el nivel de vida de antes y que resuelva los posibles problemas que podría contraer con la empresa de su empleo anterior, decide participar. Su mujer, Nicole, no está de acuerdo, pero él está dispuesto a ganar ese empleo.

Es aquí cuando comienzan los problemas para él, porque obsesionado como está, decide adquirir ventaja con respecto a los otros candidatos, cuatro en total junto con él. Para ello, intenta hacerse con todos la información posible acerca de los directivos que serán evaluados, pero necesita dinero para que unos detectives hagan esa labor... Pero él no tiene dinero y decide entonces involucrar a una de sus hijas pidiéndole una cantidad ingente...

Comienza así una carrera desesperada por conseguir ese puesto, pero en el último momento, alguien le da una información y todo se tuerce. Entonces hace lo propio con sus contactos y se dispone a hacer lo peor... La línea entre lo legal y el delito se difuminan... La desesperación y la angustia aumentan y Delambre se juega todas las cartas...

Como siempre, Lemaitre sorprende con sus vueltas de tuerca. Sus giros magistrales te dejan con la boca abierta, de la que no cae saliva porque con sus descripciones angustiosas aquella se queda seca. Sus personajes, en este caso el protagonista, transmiten una voluntad, una fiereza y un estrés que te quedas casi al borde del colapso, como el personaje.

Al principio, en esta novela todo es tranquilidad, se muestran los detalles a veces insignificantes, a veces relevantes, de la vida del protagonista, pero no es hasta que comienza la operación, que los hechos y la narración se vuelven rápidos y se desarrollan vertiginosamente. Tanto que, cuando bruscamente se paran porque esa parte de los acontecimientos ha acabado, estás sin aliento.

Hasta que vuelve a retomar esa velocidad en la última parte y así hasta el momento final, ultimísimo momento en el que no sabemos si Delambre lo conseguirá o no.

Así son todos los libros de Lemaitre, siempre sufriendo, con el corazón en un puño, hasta las últimas páginas.

Sin duda, otro libro de este gran autor que recomiendo.

Saludos, hasta pronto.


2 comentarios :

  1. Lemaitre me enamoró hace tiempo con " Irene,Alex..." siempre me ha gustado la novela negra y tengo un par de autores entre mis favoritos, pero como Lemaitre pocos. Sus libros son tan caóticos , imprevisibles, oscuros...pero pensé que este libro decaería por la diferencia de género, pero no, vuelve a ponerme el mundo patas arriba y a envolverme con esa angustia que ya es como su firma, muy buena la reseña!! Está también en mi blog por si quieres comparar impresiones.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por leerme y comentar, además con elogio. Me he pasado por tu blog para leer tu reseña y dar mi opinión. Lemaitre no decepciona.

    ResponderEliminar

© Rellenita de crema | Blogger Template by Enny Law